La increíble historia del zurullo parlante

Ërase una vez un chaval de 15 años llamado Juan que un día al ir al lavabo,defecar, y tirar de la cadena se dió cuenta que el zurullo que estaba a punto de desaparecer hablaba. Y justo en el último momento pudo escuchar claramente: "tienes que aprender a ser tu propio faro en momentos de oscuridad" y frssshhhhh se fué.

La frase turbó mucho al pobre chaval al que todo el mundo consideraba poco inteligente. Y tan poco inteligente era que empezó a explicar lo que le sucedió a todo el mundo, preguntando a cada uno qué creía que significaba exactamente esa frase.Al poco tiempo le ingresaron en un psiquiátrico. Al poco tiempo empezó a darse cuenta que lo del turullo complicaba las cosas, así que empezó a simular cierta normalidad pero el psiquiatra que es más listo que el hambre le dijo que se había dado cuenta que solo hablaba de cosas normales para que le dieran el alta.

Así que Juan pensó en la frase del zurullo... "ser unfaro, serun faro..." y cambió de táctica. Aprovechando un día que tenía reunión con el doctor le agarró por el cuello y le enseñó un móvil -No se permiten móviles para los pacientes- dijo el doctor -Ya pero yo tengo uno y tengo un hermano que está más loco que yo y si no le dices ahora que me das el alta para mañana mismo te localiza y te da una paliza, que sabemos donde vives-.

Y funcionó. Al dia siguiente estaba en la calle libre como una mariposa pero al volver a casa no le dejaron entrar pobre Juan, pobrecillo sí. Así que tuvo que buscase la vida por otro lado, fué a una entrevista de trabajo hinchando el currículum decía que tenía experiencia en venta telefónica lo cual era adecuado para el puesto de teleoperador al que optaba. Y en un momento dado se encontró con un momento de oscuridad cuando le preguntaban que decía si le decían que no les interesaba el producto y Juan pensó "convertirte en tu propio faro..." y se le ocurrió: -Una vez me dijo una señora que le explicara de que trataba el motivo de mi llamada y entonces ella me diría si le interesaba o no le interesaba y claro si se lo dices de buenas a primeras te van a decir que no porque era una gilipollez carísima y yo le dije: Al igual que yo me imagino que es usted una amante de la obra bien hecha -Sí sí -dijo ella, pues para explicárselo deprisa y corriendo mejor se lo explico en otro momento.
Y la entrevistadora, incauta ella contrató a Juan.

El trabajo consistía en atender pedidos de artículos de sex shop que se anunciaban a través de revistas porno. Tenía una compañera que era una borde insoportable y que nunca ayudaba. Una vez un tipo quería un spray para tener erecciones. Para poder darle ok al envío hacía falta un número de referencia que está en la misma página solo que a veces a los clientes que tenían un nivel ligeramente superior al de Juan, les costaba localizarlo pero este en lugar de decir que no lo encontraba no paraba de repetir:-di mi nombre, di mi nombre... -y al cabo de quince minutos Juan acabó por levantarse gritar como un poseso mearse en la pantalla arrancarla y estamparla en la cabeza de la compañera borde. Le despidieron pero no le pusieron demanda.

Y el pobrecillo Juan sin trabajo sin nada caminando por la calle Almogávers de Marina se encontró a un atracador que le enseñó una navaja. Pensó otra vez en la frase del zurullo y llegó a la concusión de que la clave de convertirse en un faro estaba en la luz. Miró a su alrededor y lo más parecido a una luz fué una farola que estaba al lado del atracador así que dió un paso adelante con tanta vehemencia que el atracador dió un paso atrás, después de dar otro paso el atracador se volvió a retirar de tal modo que Juan entendió que la situación la dominaba el así que le cogió la navaja y la tiró hacia la farola rompiendo el cristal haciendo que una lluvia de chispas salpicara al atracador que quedó frito.

Aburrido en un apartamento que podía permitirse gracias al breve periodo de tiempo en el que estuvo trabajando aunque solo le quedaba para dos semanas encendió la tele y vio en el programa de Buenafuente a un escritor que sugirió la posibilidad de un libro que tratara de un soldado sodomizado por cabras. Juan vió en eso una señal que no supo interpretar y se sintió sumido otra vez en la oscuridad. Pero de repente recordando al zurullo se iluminó y decidió que el sería quien escribiría tal libro. Pero se bloqueó. Se quedó en: -Un soldado se encuentra a dos cabras... -y no pasó de ahí.

Al cabo de un tiempo tuvo que abandonar su apartamento y empezó a vagabundear por las calles el pobrecito Juan. Y como no sabía como salir de esa situación recurrió una vez más al sabio zurullo. La luz en esta ocasión era hacer un show en las ramblas. Se desnudaba agitaba los brazos y las piernas y gritaba :

-SOY UNA ABUELA Y QUIERO FOLLAR !!!!!!
SOY UNA ABUELA Y QUIERO FOLLAR !!!!!!

Y tuvo mucho éxito pero solo duró dos meses, ¿y porqué? porque perdió la chispa. Al hacerlo sin pasión dejó de atraer al púbico y después de dos días sin comer ni dormir
se quedó paralizado, desnudo, inmóvil sin saber que hacer y con la mirada perdida. Entences vió como se le acercaba, flotando en el aire, vestida con un albornoz blanco y rodeada de una luz celestial la figura, o mejor dicho el fantasma del zurullo que le dijo:- NO HAS ENTENDIDO NADA DE NADA!. y Juan se pegó un tiro. Que pasa no os gusta el final ? Que pasa que os da pena el pobre Juan ? Bueno pues a mi también me da pena el pobre chaval pero la historia es así. El mundo no es justo. Aunque hay que reconocer que lo del móvil y lo de la entrevista estuvo genial fué un momento de audacia realmente admirable. Que quereis que os diga el mundo no es justo.

Todos los proyectos.

Hazte follower

Followers

Powered by Blogger.

featured-content

Blogger templates

Blogger news